Kaas
¿Cómo se supone que debe uno vivir la vida? La mejor respuesta podría ser "Vivirla como a uno le apetezca" pero, ¿es eso posible?. Teniendo en cuenta que el sistema, cada vez más, esta condicionado las costumbres, los valores y hasta los afectos (esto igual es una exageración) o mejor dicho, que las personas nos hemos globalizado en casi todos los aspectos ¿es posible vivir la vida como nos apetece?. Sí, la pregunta es sencilla, la respuesta no.


En un mundo donde ir a la universidad parece ser impresindible para un/a joven (el futuro, ya saben), ganar dinero lo principal en la vida, ir de marcha con frecuentemente sinónimo de ser jóven y divertido, cambiar de maquillaje y disimular las arrugas (o pasar por quirófano) igual a feminidad, y comprar, comprar, comprar, llenar armarios, variar modelos, colores, tallas (no, las tallas no, horror!). En este mundo... ¿aún se puede ser original?, ¿puedo seguir siendo yo misma y no morir en el intento?, ¿puedo desear vivir la vida a mi modo?, ¿puedo evitar seguir un guión?, ¿mi vida, mis sueños, mis frustraciones, en realidad son mios?.

Cuántas dudas!!! 

Recuerdo algo que leí siendo aún adolescente, La Muerte de Iván Ilich, escrito por Tolstoi...
"¿Y si toda mi vida ha sido una equivocación qué? Se le ocurrió que lo que antes le había parecido completamente imposible, especialmente el hecho de que no había vivido como debería haberlo hecho podría después de todo ser verdad. Se le ocurrió que sus impulsos vitales, reprimidos brutalmente por sí mismo apenas los había experimentado, podrían haber sido lo único verdadero y real de su vida, y todo lo demás falso. 
Y sintió que sus obligaciones profesionales y toda la organización de su vida y de su familia, todos sus intereses sociales y oficiales, todo eso podría haber sido falso. Trató de defenderse y justificarse ante sí mismo y de pronto sintió cuán débil era lo que estaba defendiendo y justificando. No había nada que defender..."
No tengo muchas respuestas... 

Intento, y juro que lo hago, no globalizarme, construirme, inventarme y reinventarme cada día. Conocerme y reconocerme en cada cosa que hago. Llevar mis riendas de tal manera que mi carrosa no tropiese y sea desviada de su camino o, fatalmente, derribada. Deseo que ese no sea su destino.

Por aquí no esta todo bien amoblado.

Tolstoi, gracias por la lección.
Etiquetas: | edit post
4 Responses
  1. Tolstoi, nada menos.

    El tema es que uno, no sabe que le falta.

    Pero sabe que NO està aquì.

    La eterna angustia vaga.

    Buena reflexiòn.

    Un abrazo.


  2. Mai Puvin Says:

    ... y lo complicado que es. Sigamos intentando, estoy segura que vale la pena.

    Gracias por pasar, por estar... ahora te agrego. Mis disculpas por la demora en venir.

    Abrazos enormes!


  3. Oh sí, las viejas dudas existenciales, lo novedoso debería ser la forma en que uno intenta resolverlas!
    Me gusta el tono de tus reflexiones, me convenciste, creo que estamos en "el mismo canal" Y que te digo de Tolstoi, si bien en la disputa Tolstoi-Dostoievski me agrada mucho más el último, en Ivan Illich Tolstoi logra de forma magistral poner a su personaje en una crisis existencial ante la inminente muerte! Ojalá puedas darte una vuelta por mi blog, en especial la sección "En el Reino..." tu opinión sería valiosa ahí! Afectuosos saludos!


  4. Kaas Says:

    Chic@s gracias por visitarme.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo Gaucho: "No sabemos el qué, pero sí sabemos que no está aquí".

    No te creas Seños Dáltanos, se intenta resolver, sí, pero el exito no esta garantizado.

    Y si May Puvin, sólo por esa razón seguiremos intentandolo.

    Un abrazo enorme chic@s!
    Ya nos encontraremos en el camino ;)


Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...